Category Archives: Astronomía para niños

Home / Archive by category Astronomía para niños"

Un nuevo planeta para cuando los niños seais mayores

Los planetas que orbitan a otras estrellas que no son el Sol se llaman exoplanetas. El exoplaneta más cercano se llama Próxima b y está en la estrella más cercana al Sol. Y además es un planeta que podría ser acogedor para la vida, porque podría tener agua líquida. Y esto último quizá lleguéis a confirmarlo los niños de hoy, porque, a pesar de lo lejos que está para nuestras naves espaciales, casi podríamos decir que está cerca si lo comparamos con las colosales distancias que hay hasta los planetas de las otras estrellas. Es decir, que creo que vuestra generación conocerá los viajes interestelares, al menos llevados a cabo con robots, para visitar planetas exteriores al Sistema Solar, y probalemente Proxima b sea el primerexoplaneta en ser visitado.

La estrella de Próxima b se puede observar desde el sur

proxima_centauri

El exoplaneta Próxima b orbita alrededor de la estrella Próxima Centauri, la estrella más pequeña de las tres que componen el sistema Alfa Centauri. Se puede observar en la constelación del Centauro, desde las Islas Canarias. Se ve mejor desde más al sur, por lo que Alfa Centauri luce en la bandera de Australia.

Próxima Centauri es más pequeña que nuestro Sol, y no sólo brilla bastante menos, sino que además es algo más fría, por lo que es de color rojo. Concretamente, Próxima Centauri, además de ser la estrella más cercana al Sol, es una estrella enana roja. Pertenece, por ello, al tipo de estrella que más abunda en nuestra galaxia, la Vía Láctea. La estrella más grande del sistema Alfa Centauri sí que es muy parecida a nuestro Sol, aunque aun no hemos encontrado planetas en ella.

Australia

Ya hemos descubierto más de 3.000 exoplanetas

Podría ser que todas las estrellas del Universo tuvieran planetas, aunque esto, seguramente, nunca llegaremos a poder comprobarlo.

Hasta ahora hemos descubierto más de 3.000 planetas orbitando a otras estrellas que no son el Sol. Estos exoplanetas se mueven alrededor de estrellas de todo tipo. Algunas son tranquilas y pequeñas como el Sol, otras son mucho más grandes y luminosas que la nuestra. También hay planetas que se mueven alrededor de peligrosos restos de estrellas que explotaron hace mucho tiempo y a los que nada puede acercarse porque emiten demasiada energía.

¿Hay vida en los exoplanetas?

El agua líquida permite que se produzcan las reacciones químicas de la vida porque disuelve muchas sustancias. Pocos de los exoplanetas conocidos permiten la existencia de agua líquida. Algunos están demasiado cerca de su estrella y reciben demasiado calor, o son demasiado fríos por estar demasiado lejos, otros son simplemente planetas gaseosos, sin un suelo habitable, aunque podría tener, no se sabe, vida en las nubes. También hay exoplanetas que orbitan alrededor de estrellas peligrosas que los arrasan con una energía tremenda. Próxima b sí que podría tener, probablemente, agua líquida, porque está a la distancia necesaria para que la pueda tener. Pero no lo podemos confirmar aún.

Próxima b, a lo mejor, es habitable

Proximab-825x420

Recreación artística de cómo podría ser Próxima b. Sobre el horizonte, Próxima Centauri. Más altas y lejanas, Alfa Centauri A y B.

Como está tan lejos de nosotros, a más de 4 años luz, no podemos saber cómo es su superficie, ni qué tamaño tiene, ni de qué está hecho, ni su temperatura real. Para tener más información necesitaríamos verlo a contraluz de su estrella, pero esto no es posible. También podríamos enviar un robot que viajara por el espacio para estudiarlo, pero tardaría miles de años en llegar. Por supuesto, por todo ello, no podemos saber si hay vida.

Aunque las estrellas como Próxima Centauri, las enanas rojas, brillen poco, suelen dar problemas de explosiones muy agresivas: Quizá Próxima b pueda estar protegido si tiene la atmósfera apropiada. También podría haber plantas, que a lo mejor serían de color negro para poder absorber más energía de una estrella tan pequeña. Como tiene la misma cara orientada siempre a su estrella, igual que hace la Luna con la Tierra, si Próxima b tuviera un oceano, estaría congelado en gran parte, pero habría una amplia zona de agua líquida en su lado diurno. La masa de Próxima b es algo mayor que la masa de la Tierra así que allí pesaríamos más o menos como aquí.

Vosotros, los niños, quizá conozcáis a Próxima b cuando seáis mayores

Con técnicas más desarrolladas, y otros instrumentos aún mejores que nuestros telescopios actuales, que ya de por sí son buenísimos, quizá sí. ¿Podríamos enviar un robot muy rápido que llegara en menos de 100 años y que nos enviara toda la información sobre este planeta? Podría ser. Hay buenas ideas en marcha, y quién sabe si no serás tú, o alguna amiga o amigo tuyo, quien trabaje en ello dentro de unos años, mejorando estas ideas o aportando otras nuevas. Por eso decimos que, vosotros, los que ahora sois niños, podríais, quizá, llegar a conocer cómo es realmente Próxima b mediante viajes interestelares.

Y, si la ciencia avanza lo suficiente, podríais incluso viajar hasta allí.

proxima b cubierta por agua

Otra representación imaginaria de cómo podría ser Próxima-b, en el caso de que estuviera cubierta por agua, casi toda congelada.

El robot New Horizons llegará a Plutón el 14 de julio

pluton

El hipotético paisaje de Plutón

Plutón, el planeta enano más famoso del Sistema Solar, es un desconocido. Por ahora, porque la sonda New Horizons, de la NASA, está a punto de completar un viaje que dura desde principios de 2006, cuando fue lanzado al espacio rumbo a los confines del Sistema Solar. Equipada con instrumentos de gran precisión, entre ellos una cámara digital con telescopio incorporado, nos mostrará, por fin, cómo es este mundo que tiene locos a los niños, desde que se corriera la voz de que lo habían echado del Sistema Solar. ¡Nada más lejos de la realidad! ¡Plutón sigue en el Sistema Solar, en el mismo sitio que ocupa desde hace miles de millones de años!

Su máximo acercamiento a Plutón será el 14 de julio de 2015. Su viaje no terminará ahí, sino que seguirá más allá, ayudándonos a investigar otros cuerpos del Cinturón de Kuiper, que es como se llama la zona en la que se encuentra Plutón. Y seguirá más allá aún, escapando del Sistema Solar en un futuro relativamente cercano.

Las mejores imágenes que tenemos, hasta ahora, de la superficie de Plutón tienen una calidad muy baja. Es un mundo muy lejano que tiene poco más de 2.000 kilómetros de diámetro (nuestra Luna tiene más de 3.000). Quizá por eso cuesta tanto trabajo estudiarlo.

Descubierto en 1930, por Clyde Tombaugh, en un principio se pensó que Plutón tenía una masa mayor que la del planeta Júpiter. Con el tiempo se dieron cuenta de que realmente es más pequeño que la Luna.

Pero no ha dejado de ser considerado planeta por ser pequeño, sino porque se están descubriendo innumerables cuerpos en su misma zona, que impiden que podamos decir que domina su entorno. Se parece un poco al Cinturón de Asteroides, con la salvedad importante de que todos estos cuerpos tienen forma, aproximadamente, esférica. Para ser un planeta, tendría que dominar su órbita, impidiendo que hubiera cuerpos comparables a él desplazándose en sus inmediaciones.

Así, Plutón y todos estos amigos suyos pertenecen a una nueva categoría, desconocida hasta hace pocos años. Cuerpos que no dominan el entorno de su órbita, pero que tienen masa suficiente como para ser, más o menos, esféricos. Se les ha llamado, quizá con poca fortuna, planetas enanos.

En el Sistema Solar hay más planetas enanos. En la zona de Plutón tenemos a Eris, Quaoar, Orcus, Varuna, Haumea y Makemake. En el Cinturón de Asteroides se encuentra Ceres. Vesta es prácticamente esférico, salvo por el hueco que le dejó un enorme impacto, por lo que podría decirse que también es un planeta enano.

La mascota de la ESA llega a la Tierra en busca de un nombre

mascota de la agencia espacial europea

Parte del comic de la ESA que nos anima a darle un nombre a su mascota.

La Agencia Espacial Europea tiene abierto, hasta el 29 de marzo de 2013, el concurso Un nombre para nuestra mascota, para que los niños europeos le den un nombre a la mascota de la agencia.

Si no te viene nada a la cabeza, a lo mejor te puedes inspirar en este enlace:

Comic de la mascota

Y aquí, para que envies el nombre que se te ha ocurrido:

Formulario de inscripción

¡Ánimo! Que seguro que se te ocurre uno… 😀

La búsqueda del Norte

¿Cómo se puede buscar el norte mirando a las estrellas? Es más fácil de lo que parece. A primera vista todas las estrellas parecen iguales, pero después de mirar un rato, y concentrando nuestra mente, observamos que tienden a formar dibujos. Esto dibujos de estrellas reciben el nombre de constelaciones. Debemos decir aquí que las constelaciones están en nuestro cerebro, porque cada una de las estrellas que forman estos dibujos se encuentra en una posición diferente en el espacio, que es prácticamente infinito. Es la perspectiva, precisamente, la que hace que, desde nuestra posición como observadores desde la Tierra, provoca que parezcan formar dibujos.

Para buscar el Norte recurriremos a un gran conjunto de muchas estrellas que forman una constelación que parece un gato gigante, pero que se llama la Osa Mayor. Siete de las estrellas que la componen forman una especie de cucharón, de cacerola, de pipa, de cometa… madre mía, ¡cuántas formas! ¡Si hasta parece un jamón! Bueno, en serio, a ese conjunto de estrellas se le llama El Carro. Cerca de El Carro se encuentra la hija de la Osa Mayor, la Osa Menor. Una vez que encontremos El Carro, el resto es muy fácil porque no tiene pérdida. Sólo tenemos que mirar hacia las dos estrellas opuestas al rabo de la Osa y, en la dirección que marca la flecha del dibujo, a cinco veces la distancia que hay entre esas dos estrellas, nos encontramos con la punta de la cola de la Osa Menor. Esta estrella se llama Estrella Polar y es la estrella del Norte, que se encuentra muy cerca del polo norte celeste. Se debe a que el eje de rotación de la Tierra, por casualidad, está apuntando a esta estrella casi perfectamente (pero casi). Luego volveremos sobre esto.

Si continuamos una línea perfectamente vertical hasta el horizonte nos encontramos con el punto norte del horizonte. En el lado opuesto, a 180º encontraremos el punto sur del horzonte. Y si miramos hacia el norte, 90º a la derecha encontramos el punto este del horizonte, por donde salen, aproximadamente, el Sol, la Luna y los planetas, y 90º a la izquierda del punto norte, el punto oeste del horizonte, que es por donde se ocultan también, en sus cercanías, esos mismos astros.