Los planetas, Dioses del Olimpo

Mercurio

El planeta más pequeño del Sistema Solar, el más cercano al Sol, representa en la mitología romana al dios del comercio, de los viajeros y de los ladrones. Es hijo de Júpiter y en la mitología griega se le conoce como Hermes.

 

Venus

El planeta comúnmente conocido como "lucero del alba", el más brillante de todos y para muchos el más hermoso, representa en la mitología romana a la diosa de la belleza y la fertilidad. Es amante de Marte, el dios de la guerra, y se le suele llamar por su nombre griego, Afrodita.

 

Terra

Esa gran bola de roca un poco achatada en los polos que da una vuelta al Sol en 365 días y casi 6 horas, nuestro hogar, es la Tierra o Terra, según la mitología romana. Es la diosa que personifica a la Tierra y en mitología griega lleva el nombre de Gea, la diosa de los rumores y la fama.

 

Marte

Conocido como el planeta rojo, el planeta de los volcanes y el agua congelada, Marte, es conocido como el dios de la guerra en la mitología romana. Es otro hijo de Júpiter y su equivalente griego es Ares.

 

Júpiter

El más grande de todos los planetas del Sistema Solar es también el dios principal del Olimpo, padre de dioses y hombres. Es hijo de Saturno y padre de Mercurio, Marte y Neptuno. Su nombre más famoso es sin duda el griego, Zeus, dios del cielo y el trueno.

 

Saturno

El planeta famoso por ese grande anillo que le rodea representa al dios de la agricultura y la cosecha. Es hijo de Urano y su equivalente griego es el titán Cronos.

 

Urano

El planeta inclinado es en la mitología romana un titán que personifica el cielo. De ahí que este titán, esposo de Gea, tenga un nombre tan similar al cielo en la mitología griega: Caelus.

 

Neptuno

El planeta más azul es uno de los personajes más famosos de la mitología, el dios de los mares. Lo mismo que Marte y Mercurio, es también hijo de Júpiter y tal vez sea más conocido su nombre en griego: Poseidón.

 
 

Plutón

Aunque Plutón no es un planeta, sino un planeta enano o planetoide, no podía faltar en esta sección, por ser un personaje imprescindible en la mitología: el dios del inframundo. Igual que Júpiter, es hijo de Saturno. Su equivalente griego es Hades.