Mitos de primavera: Hércules y sus hazañas

El de las tres noches

Tebano de nacimiento, Hércules es el héroe máximo de la mitología clásica.

Es el último héroe que Zeus engendra de una mujer mortal: Alcmena. Cuenta el mito que Zeus estaba tan entusiasmdo con Alcmena que, al llegar junto a ella al anochecer, triplicó la duración de esa noche, haciendo que el sol saliese con veinticuatro horas de retraso.

Es por eso que a Hércules se le suele llamar el Trihéspero, el de las tres noches.

Hércules creció en Tebas, donde aprendió a conducir carros, a luchar con armas, a tocar la cítara y a cantar. Mientras cuidaba del ganado vacuno en los pastizales, se hizo adulto y alcanzó enorme estatura y fuerza. Se dice que nunca fallaba un disparo, fuera de flecha o de lanza.

 

La Vía Láctea

Hera, esposa de Zeus y reina de los dioses del Olimpo, mantuvo una persecución constante contra Hércules a lo largo de toda su vida, al haberse visto engañada por su esposo.

Siendo Hércules tan solo un bebé de diez meses, Hera le envió a la cuna dos enormes serpientes para que acabasen con él. Pero Hércules, que ya desde su nacimiento poseía una fuerza descomunal, las acabó estrangulando con sus propias manos.

Zeus, como quería que su hijo fuese del todo inmortal, lo puso de bebé a mamar del pecho de Hera. Hércules llegó a probar la leche divina, pero Hera se dio cuenta y lo apartó de sí. El mito cuenta que la leche derramada es lo que conocemos como la Via Láctea.

 

Hércules y el león de Citerón

Una de las hazañas más famosas de Hércules fue dar muerte al león de Citerón, que causaba estragos en los rebaños vacunos de Tespio. Se cuenta que se encaminó a Citerón, donde dio muerte al león al cabo de cincuenta días y lo desolló. El famoso atuendo de Hercules es la piel del león como cobertura y sus fauces como casco.

Otras hazañas cuentan que Hércules mató al dragón del Atlas y a un reptil con nueve cabezas, la Hidra, mientras un cangrejo le pellizcaba en los talones.

Leo, Draco y Cáncer son constelaciones que podemos encontrar en el cielo, además de la de Hércules.

También se cuenta que, engañado por Tespio, Hércules engendró cincuenta hijos en las Tespiades, de las cincuenta hijas de Tespio, que enviaba cada noche junto a Hércules, haciéndole creer que se trataba de la misma.

Aunque Hércules se terminó casando con la hija de Creonte, Mégara, cuya mano le entregó su padre por agradecerle que le liberara del tributo de pagar cien vacas al año al rey de los Minias; otra de las grandes hazañas de Hércules.

 

Hércules y la Hidra de Lerna. Los diez trabajos.

Hércules acudió a Delfos, a preguntar a Apolo dónde debe vivir. Allí la Pitia le comunicó que debía ponerse a las órdenes de Euristeo, rey de Tirinto y Micenas, y realizar diez trabajos, al término de los cuales será inmortal.

Entre los trabajos estaba traer la piel del león de Nemea, traer viva a Micenas la cierva de Cerinía o traer vivo de Creta un toro.

La constelación de Hércules viene representada por uno de dichos trabajos: el de dar muerte a la Hidra de Lerna, de múltiples cabezas.

Tras varias expediciones y luchas, una pira devoró la parte mortal de Hércules, que provenía de su madre, Alcmena. Su parte inmortal, que poseía gracias a su padre, Zeus, y a la leche que mamó de Hera, fue trasladada al cielo en una nube y divinizada.

Hércules es una constelación de primavera.

Las imágenes pertenecen a Stellarium.