Qué es el pH

¿Qué es el pH?

El pH nos indica cómo de ácida es una sustancia o, dicho de otra forma, su nivel de acidez. Viene dado por la cantidad de Hidrógeno de la sustancia. Concretamente, de iones de Hidrógeno H+ o protones que tiene. Aunque a la hora de medir el pH se utiliza una fórmula matemática que simplifica mucho los números.

 

Los ácidos y las bases

No hace falta haber estudiado mucha química para saber que el limón o el vinagre son ácidos. Basta con probarlos y observar la cara que se nos pone. Alimentos como el limón y el vinagre, pero también el tomate, el café o la leche son ácidos. Pero, ¿qué significa ser un ácido?

En el siglo XVII, el químico Robert Boyle ya determinó que había unas sustancias con un sabor particular que teñían de rojo el tornasol de los líquenes. Los llamó ácidos. En contraposición, había otras sustancias con propiedades opuestas: las bases o alcalinos, como el bicarbonato, el jabón y la lejía.

Los ácidos y las bases tienen la capacidad de neutralizarse entre sí. Cuando juntamos un ácido con una base, obtenemos una sal.

Ion Hidrógeno

Tuvieron que pasar más de doscientos años para comprender en profundidad la naturaleza de los ácidos y las bases. A comienzos del siglo XX, el químico Sørensen acuñó el concepto de pH. Los ácidos tienen exceso de hidrógeno, que se desprende como ion hidrógeno, H+, también llamado protón. De este modo, los ácidos son sustancias que donan protones H+ y las bases o alcalinos, sustancias que aceptan esos protones. Una reacción ácido-base sería una reacción química donde se trasfieren protones.

La escala de pH

El pH nos indica el nivel de acidez de una sustancia y está relacionado, por tanto, con la cantidad de iones hidrógeno H+. Para simplificar el uso de este indicador, Sørensen creó una fórmula matemática donde aplicaba el logaritmo inverso de la concentración de iones de hidrógeno.

Contamos con la escala de pH, de 0 y 14, donde se pueden clasificar casi todas las sustancias. En el medio, pH neutro (7), estaría el agua. Por debajo de 7 tenemos los ácidos: la leche, el café, el tomate, el vinagre y el limón. Por encima de 7, las bases: la sangre, el bicarbonato, el amoníaco, el jabón y la lejía.

 

Experimentos sobre el pH

Midiendo el pH

Materiales:
  • Unas hojas de lombarda
  • Un limón
  • Vinagre
  • Bicarbonato
  • Una cazuela
  • Dos vasos
  • Agua

Etapas:

- Hervimos unas hojas de lombarda durante diez minutos aproximadamente y dejamos enfriar un poco.

- Introducimos en un vaso o recipiente abierto un poco de zumo de lombarda. ¿De qué color es?

- Echamos un chorro de limón exprimido sobre el zumo de lombarda y observamos. ¿De qué color es ahora?

- Probamos a mezclar el zumo de lombarda con vinagre y en otro vaso distinto, con bicarbonato. ¿Por qué cambia de color el zumo?

Explicación:

El zumo de lombarda es lo que llamanos un indicador colorimétrico del pH, ya que debido contiene antocianinas, unos pigmentos que le dan el color púrpura a sus hojas y que cambian de color con los ácidos y las bases.

Por lo que podemos observar en el experimento, el zumo de lombarda pasa del color púrpura al rosa con ácidos, como el limón y el vinagre. Mientras que con las bases como el bicarbonato adquiere un color azul verdoso.

Esta es una forma muy sencilla y divertid de montarnos un pequeño laboratorio en casa con ingredientes que se pueden encontrar en el supermercado.