Sistema Solar infantil

El Sistema Solar

Vamos a aprender sobre los planetas del Sistema Solar con unos dibujos muy divertidos.

Primero debes saber que los planetas se pueden ver desde la calle, desde el campo o desde la ventana de las casas de muchos niños en todo el mundo. Sin telescopio, a simple vista. Si tienes la suerte de que entre la luz del Sol por alguna ventana de tu casa en algún momento del año, puedes estar seguro de que en esa misma ventana se ven los planetas por la noche. Per no podemos decirte exactamente cuándo, para saberlo tendrás que aprender muchas cosas.

De momento te vamos a decir que los planetas se ven muy parecidos a estrellas brillantes. Si te parece puedes empezar a aprender aquí, ¡sigue leyendo!

Textos y dibujos originales para las más pequeñas y los más pequeños

Autor: Jorge A. Vázquez.

En el centro del Sistema Solar hay una estrella: el Sol

El Sol es una estrella, pero no es la estrella más grande. Solo es la más cercana a nosotros y por eso parece que brilla más y que es más grande que las otras. En realidad, si pudieras acercarte mucho a cualquier estrella del cielo, verías algo muy parecido a nuestro Sol.

El Sol nos da luz y calor, y gracias a él los animales y las plantas crecen. El Sol es mucho más grande la Tierra y que nosotros, pero en realidad es pequeño comparado con muchas estrellas del Universo. También existen estrellas más pequeñas que el Sol. En realidad no es la más grande, ni la más pequeña.

Si quieres aprender algo muy sorprendente, te diremos que todas las estrellas que ves por la noche desde la ciudad son más grandes que el Sol. Realmente están lejísimos.

En el Sistema Solar hay ocho planetas

Cuando las personas que han trabajado haciendo esta página web eran pequeñas, todo el mundo decía que había nueve planetas. Como ya sabrás, las cosas han cambiado. Te adelantaremos que se han descubierto muchas cosas nuevas, y que por eso ahora solo hay ocho planetas. Parece un poco raro, pero descubrirás que tiene su lógica.

Nosotros vivimos en un planeta que se llama La Tierra. Es un planeta que da una vuelta cada día, y que da otra vuelta, mucho más grande, en torno al Sol en un año. Además de la Tierra existen otros planetas y todos dan vueltas alrededor del Sol. ¡Vamos a conocerlos!

Mercurio, Venus, La Tierra y Marte son pequeños y de roca, son los más cercanos al Sol

Los planetas más cercanos al Sol son precisamente los más pequeños. Entre ellos podemos ver al nuestro: La Tierra

Mercurio es "mini" y está lleno de unos agujeros que se llaman cráteres. Se producen cuando caen unas rocas espaciales que se llaman meteoritos. Como Mercurio está tan cerca del Sol, todo se derrite. Pero por la noche todo se vuelve a enfriar mucho, ya que no tiene ningún abrigo para protegerse.

Venus, el brillante lucero del alba, está incluso más caliente que Mercurio. Aunque es el segundo planeta, guarda muy bien el calor del Sol con su abrigo poderoso. ¡Pero se ha pasado, hace demasiado calor! Si consigues verlo por la tarde o de madrugada te va a encantar, porque se ve muy blanco y más brillante que las otras estrellas.

La Tierra es el único planeta que tiene vida porque no hemos conseguido encontrar extraterrestres en ningún sitio, por ahora. ¡Hay que cuidarlo mucho porque es nuestra casa!

La Tierra tiene un satélite que se llama La Luna, que da vueltas nuestro alrededor. La Luna se ve mejor por la noche, aunque a veces se ve también de día, ¡fíjate bien!

Marte es el planeta rojo, y tiene también mucha agua congelada, aunque menos cantidad que la Tierra. En la antigüedad tuvo un gran océano alrededor del polo norte. Ese océano ya no está, pero quedaron restos de muchos ríos, de playas y hasta de tsunamis. A lo mejor tuvo vida en aquella época lejana, pero eso no lo sabemos.

Así se ven los planetas en nuestro planetario

Un planetario es un sitio en el que puedes entrar a viajar por el espacio, o ver el cielo como se veía cuando había mucha menos contaminación de la que hay ahora.

En estas fotos puedes ver a dos divulgadores científicos explicando cosas muy curiosas sobre Mercurio y sobre la Tierra.

Por cierto, fíjate qué bien se ven los cráteres de Mercurio. Como no tiene aire, no se han borrado los agujeros que le hicieron los meteoritos hace muchísimo tiempo.

Y así se quedará, mientras exista.

En la Tierra puedes ver los mares, las nubes, la hierba. Nosotros vivimos en la zona que tiene tierra, en un sitio llamado continente. Hay varios. Europa, América, África, Ásia, Oceanía, Antártida.

Es muy curioso, porque cuando en tu casa es de día, en las casas de otras personas de otros países puede ser de noche

Y más raro todavía, cuando tú estás en invierno, otras personas están en verano

Todo esto y muchas más cosas ocurren porque la Tierra es redonda, es como una pelota gigante. Todos los planetas y todas las estrellas son redondos, en realidad.

Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno son gigantes, y son de gas

Hemos visto que los planetas que están más cerca del Sol, Mercurio, Venus, la Tierra y Marte son rocosos y pequeños si los comparamos con los planetas gigantes.

Estos planetas gigantes son de gas, es decir, que se parecen mucho al aire. Pero no se puede respirar en ellos porque su aire es diferente.

Júpiter es el planeta más grande

Júpiter es el más grande del Sistema Solar. Tanto que abarca más de mil veces la Tierra. Y tiene muchísimos satélites, más de setenta. Tiene una gran tormenta que se llama Gran Mancha Roja que parece un ojo rojo gigante. Nosotros hemos pintado la Gran Mancha Roja como una nariz de payaso porque así nos parecía más divertida.

Los astrónomos la descubrieron hace más de 300 años y todavía sigue haciendo viento y ruido desde entonces. Es una tormenta más grande que el planeta Tierra.

Si miras a Júpiter con unos prismáticos o con un telescopio se pueden ver cuatro lunas que se mueven lentamente alrededor de él.

Saturno es un poco menos grande que Júpiter

Tiene además preciosos anillos, que está hechos de hielo y polvo, con un poco de gas. Los anillos están rotos en un millón de pedazos, por eso no se puede patinar por ellos. Tiene casi tantas lunas como Júpiter y una que se llama Encélado parece que tiene agua caliente, así que podría haber, a lo mejor, vida en su interior.

Cuando nuestros antepasados veían a Saturno en el cielo, mucho antes de que se inventara el telescopio, se fijaron en que iba más lento que los otros planetas.

Por eso lo identificaron con un anciano. En realidad es más o menos igual de viejo que los demás planetas del Sistema Solar, aunque no tan viejo como el Sol.

Urano se descubrió con un telescopio

Urano también se puede ver sin telescopio, pero como está tan lejos, refleja muy poquita luz del Sol, así que hay que esforzarse mucho para encontrarlo.

El primer europeo que vio a Urano se llamaba William Herschel. Era músico y astrónomo a la vez y fue capaz de encontrarlo porque tenía un telescopio. De todos modos, parece ser que ya había africanos que lo conocían desde mucho tiempo atrás.

Urano es un poco menos grande que Saturno, ¡y está siempre tumbado! Es el planeta más frío, más incluso que Neptuno, y eso que Urano está un poco menos lejos del Sol. Tiene mucho gas de color azul, por eso se ve así, no es por el agua.

Sus anillos casi ni se ven porque son muy oscuros.

Neptuno es muy parecido a Urano, pero más azul

Es el planeta más lejano y el que tiene más viento, miles de kilómetros por hora. También tiene gas azul del mismo tipo del que tiene Urano, tampoco es azul por el agua, aunque es realmente más azul que la Tierra.

Cada mucho tiempo Plutón se mete en el camino de Neptuno, pero no van a chocar nunca, no hay que preocuparse.

Neptuno también se descubrió con un telescopio, pero primero huno una persona que tuvo que decir dónde estaba. Esto lo pudo hacer porque sabía muchas matemáticas.

Plutón ahora es un planeta enano.

Plutón es de hielo porque está muy lejos del Sol, donde hace mucho frío.

Es muy pequeño, más pequeño que Mercurio y más pequeño que la Luna. Pero cuando lo descubrieron pensaban que era más grande que Júpiter y se equivocaron.

Los científicos siempre descubren muchas cosas y en el caso de Plutón se dieron cuenta de que hay muchos más como él, pequeños y redondos y todos dan vueltas al Sol en la zona de Plutón.

Cuando se formó el Sistema Solar, hace mucho tiempo, caían muchos meteoritos y los planetas se hacían cada vez más grandes. Pero Plutón repartió los meteroritos que le tocaban a él con otros amigos, en lugar de comérselo todo él.

Como ninguno se hizo lo bastante grande como para llegar a ser planeta, forman ahora la pandilla de los planetas enanos. Plutón es feliz porque no está solo y no le importa seguir siendo pequeño.

Los cometas vienen de muy lejos

Los cometas son bolas de hielo y nieve que van por el espacio, y que se deshacen con el calor del Sol.

Mucha gente los confunde con estrellas fugaces o con meteoritos cuando los ven en un libro, pero los cometas no son ni lo uno ni lo otro.

Están llenos de polvo y cuando el Sol los calienta dejan un caminito de restos de polvo. Cuando este polvo de los cometas cae a la Tierra se forman las preciosas estrellas fugaces que vemos en las lluvias de estrellas.

Hay millones de cometas en el Sistema Solar. Cuando se acercan a la Tierra, pueden incluso observarse por la noche con unos prismáticos o si brillan mucho, a veces a simple vista. Los cometas son una maravilla que viene de las zonas más frías del Sistema Solar, de más lejos que Plutón.

Hay miles y miles de rocas espaciales

Estas rocas se llaman asteroides, y son más pequeños que los planetas enanos y parece que tienen forma de patata. Cuando caen en los planetas se llaman meteoritos. Cuando el Sistema Solar era más joven caían muchos más meteoritos que ahora.

Los asteroides están por muchos sitios del espacio, pero entre Marte y Júpiter es donde más hay.

Si te gusta y te parece interesante, puedes pedir que vayamos a enseñarte esto y mucho más con nuestro planetario. Vamos por toda la España peninsular.

© 2012, 2018, 2020 Jorge A. Vázquez Parra. Todos los diseños están registrados.